Las pymes dicen que pagarán el bono de $5000 en cuotas y reclaman alivio fiscal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

la espera de que se firme el decreto con las condiciones del bono de $5000 acordado entre el Gobierno, la CGT y el sector empresarial, las pymes consultadas por LA NACION aceptaron la medida, dicen que lo abonarán en cuotas y advirtieron sobre la necesidad de completarla con un alivio fiscal y sobre la falta de solvencia en el sector.

Así lo indicaron durante el Foro Pyme 2019, en el que estuvieron presentes el ministro de Producción, Dante Sica; el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui; secretario de Gobierno de Modernización, Andrés Ibarra; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso y otros funcionarios del Gobierno. También hubo empresas estatales y más de 2000 pymes que participaron de las rondas de negocios de la jornada.

En relación al pago del bono, representantes de dos pymes que emplean a más de 150 personas cada una, contaron que esperan negociar con sus sindicatos cómo se implementara. Mariano Varela, gerente general de Cristem, proveedora de Trenes, aseguró que “no le parece mal la medida”, pero que imagina que se liquidará en cuotas. En tanto, Luisina Deluca, gerente administrativa de All Reddy Servicios confirmó que a la empresa le cuesta afrontar el bono por la situación general de solvencia que viven las pymes, pero que lo realizarían con giros en descubierto o préstamos bancarios. “No es la mejor opción, porque ya estamos bastante endeudados, pero no nos queda otra”, agregó. La empresaria insistió en que les conviene hacerlo en cuotas.

Por su parte, Martín Moreno, de Mocassino, proveedora del calzado de Aerolíneas Argentinas, que tiene alrededor de 70 empleados, advirtió que la situación económica está complicada para las pymes y que el sector está viviendo mucha presión. “La caída de la rentabilidad es grande. Si tenés costos calculados a un futuro y a eso le tenés que sumar un costo nuevo, la rentabilidad se te achica mucho más”, explicó. El ejecutivo agregó que en una cuota no podría pagarlo, pero que aunque fuera en dos o tres el esfuerzo igual sería muy grande.

Marco Carolo es fundador de la empresa alimenticia Grupo Gala, emplea a 42 personas y afirmó que tendrá que partir en cuotas el bono, pero que lo afrontaría con solvencia propia. El emprendedor calificó de positiva la medida, dado que reactiva el consumo, pero resaltó que será un costo importante para las pymes. “Lo positivo es que será un bono no remunerativo, y por lo menos uno se evita el costo de carga sociales”, añadió.

En consonancia la importancia del impacto de las bajas impositivas, Adrián Zaragoza empresario que emplea a cuatro personas, dijo: “La medida debería venir de la mano de medidas fiscales para alivianar”.

+ Notas